• Viernes 17 de Mayo, 2019

Cata de vinos

Nuestros alumnos de 3º año de la carrera de Gastronomía, participaron esta semana de una clase demostrativa de catación de vinos en el marco de la cátedra de vinos y bebidas, dictada por el profesor Guillermo Daneri.

 

La persona que va a catar debe estar en perfecto estado de salud y requiere de mucha concentración.

Se necesitan todos los órganos sensitivos: la vista, el olfato, el gusto e inclusive la audición.

El primer contacto con el vino, es mediante la vista ya que ves la brillantez, la luminosidad, el color. Gracias al destello podemos saber si es un vino joven o si es un vino evolucionado. 

Posteriormente, pasamos a la parte olfativa, que nos otorga datos más precisos. Si  empezamos a mover la copa vamos a encontrar algunos aromas que, por lo general, en primera instancia son aromas frutales.

En la parte gustativa y por vía nasal percibimos algo aromático. A eso le llamamos aroma de boca y va desprendiendo sabores. De esta manera podemos tener gran cantidad de datos para finalmente determinar cuales son las propiedades y las falencias que puede llegar a tener ese vino.

Los que saben más del vino, dicen que en él podemos encontrar más de 400 aromas y sabores. Si distinguimos 4 ó 5 aromas, podemos considerarnos buenos catadores. Es como un atleta, cuanto más se entrena, mejor catador vas a ser. 

Es de suma importancia que un alumnos de gastronomía sepa de vinos, porque el vino es un buen compañero de comida. Cuando conocemos las características de un vino y conocemos la forma de cocinar, siempre vamos a seleccionar de manera correcta la combinación.Si hacen un buen maridaje, disfrutamos doblemente.

Últimamente se usa mucho para salsas, que antes no se usaba tanto. El vino cambia el paladar de las comidas.

Volver

Tags

  • Gastronomía
  • Profesional Sommelier